28 de julio de 2013

Deberían

 ( Foto de la red)

Deberían prohibir
los violines en el metro.

Debería estar prohibido
rebanar corazones
con cuerdas desgarradas
a la vista del público
 y el absurdo espectáculo
de observar la caída.

Debería ponerse un cartel:
"No me toques"
Y que nadie tocara tu silencio.

Deberían saber que es importante
confortar al viajero y no inquietarle
con lágrimas resecas
y estómagos que arden
ya sin vacunas.

Debería estar
completamente prohibido
azuzar los oídos con pasados,
y cambiar las sonrisas
que nos trae la rutina
por un gesto de rabia.


                                    No soporto este frío....