18 de julio de 2012

En ocasiones veo...

Me sorprende a menudo
mi amiga muerta
por la calle.

A veces se aparece
-lejana, pero completa-
en lugares abarrotados 
y se pierde
cuando voy a acercarme a ella;
juega conmigo a esconderse
entre los que están,
como hacíamos entonces,
en una conmemoración eterna
de aquel pasado.

Otras veces se aparece
desgajada en varias personas:
una mujer lleva su sonrisa,
una chica joven su pelo,
otra, su mirada transparente,
aquélla el color de sus manos
y ésta otra su ropa.

La llamo por dentro,
con toda mi energía,
como se llama a los muertos,
pero no contesta.
Nunca contesta.

( Poemario: "Impresiones")